CONTRADICCIONES URBANAS. MARCOS LOPEZ Y FACUNDO DE ZUVIRIA

CONTRADICCIONES URBANAS. MARCOS LOPEZ Y FACUNDO DE ZUVIRIA
Del 12/02/2016 al 23/03/2016
ROLF ART, Posadas 1583, PB “A” Buenos Aires, Argentina

Contradicciones urbanas | Facundo de Zuviría & Marcos López
La Fotografía de la Calle, es una de las categorías que más nos habla de este medio. La foto que se mueve, que persigue, que se hace en la vida cotidiana, en el día a día, que se adapta muy fácilmente a la idiosincrasia de la ciudad. Es el fotógrafo de la calle un flâneur que busca “foto-oportunidades”.

La experiencia de la calle se vuelve, entonces, objeto central de la mirada fotográfica por medio de sus reflejos, su luz, el curso de las cosas, el movimiento de sus gentes, su industria, sus aires, sus vahos, dando cabida a toda una nueva fisonomía del espíritu público moderno, que se encaminó en proyectar las ciudades como figura del progreso y como triunfo del capitalismo.
Por este camino a través de la cámara se han confirmado utopías modernistas. Para el caso de America Latina las fotografías de principios del siglo XX, sin duda, presentan la memoria de ciudades planeadas según modelos europeizantes, pero cuyo desarrollo termina decayendo por la pérdida de impulso generada por las condiciones políticas y sociales tan inestables que se han vivido en los países de la región.

El espacio público es el escenario. Las paredes, parte del guión de las ciudades del continente. Son historias de pared que sintetizan la ira, el cinismo, la frustración o el humor de los habitantes urbanos, y que a través del medio fotográfico se tornan en un doble signo cargado de una retórica visual urbana y de un mensaje textual.

A partir de los años sesenta, la imagen publicitaria, bastante primaria, de los países con economías en desarrollo, estuvo marcada por la entrada intempestiva de la sociedad de consumo. Este hecho fue asimilado de manera bastante singular por nuestro país, en donde oscilaban las marcadas tensiones políticas y económicas, y una ansiedad por alcanzar el sueño americano. Los diversos proyectos de apertura económica y el ingreso de productos de cadena importados de los países del Norte, entraron a dialogar con la imagen tradicional de mercados locales y artesanales. La calle, entonces, se vuelve un telón de fondo extravagante
que muestra un choque entre culturas, donde la aparente armonía de la publicidad de productos masivos entra a distraer a unas clases media y baja en constante crecimiento.

La riqueza de la gráfic popular, relacionada con el comercio y la publicidad de la metrópoli tienen una personalidad propia cuya recargada estética se destaca desde la fotografía. Ornamentaciones, rótulos y tipografías realizadas sin ningún tipo de especialización en diseño y, por el contrario, aprovechando el potencial artesanal de la mano de obra local (que es casi siempre autodidacta), habilita una belleza naïf a la que se suman originales vitrinas con clasificaciones absolutamente exóticas de la mas variada gama de productos. Así, el transeúnte choca con un eclecticismo inherente a las raíces del continente, que sin conflicto alguno permite saltar de un tema a otro, en un mismo campo o categoría.

El kitsch abre el diálogo entre lo vernáculo y el producto de consumo, revelando la imposibilidad de asimilar de manera transparente las tendencias de las sociedades desarrolladas.

Alexis Fabry & María Wills

CONTRADICCIONES URBANAS. MARCOS LOPEZ Y FACUNDO DE ZUVIRIA 1
Marcos López b. 1958, Santa Fe
Las fotografías de Marcos López tienen la particularidad de ser como radiografías de época. No registran el instante sino que recrean la sensación del mundo en el que vivimos. El lenguaje visual no denota lo que designa sino que desplaza el sentido en la manera de asociar elementos que parecieran no tener ninguna relación entre sí. La extrañeza de sus fotos reside justamente en esa ambigüedad. Tienen un atractivo inquietante que hace que el espectador no pueda dejar de mirarlas. Lo extraño en sus obras está ligado a lo absurdo de situaciones que, sin embargo, siempre remiten a la percepción de algo vivido, visto o soñado -vivido en la publicidad, visto en la realidad, soñado en la historia-.

En su trabajo de cuño sociológico López transgrede el purismo de la fotografía al tiempo que se cuestiona acerca del paradigma lingüístico de la fotografía documental tradicional. El registro de lo real ya no pasa por la toma, por un recorte ejercido sobre la realidad fenoménica sino por la construcción de cuadros o narrativas según procedimientos afines más bien con la producción ficcional cinematográfica. A la vez que revisa el estereotipo “realista” de la fotografía local,

López logra conservar su intención referencial inoculando el comentario social en sus tableaux vivants. Aún cuando sus imágenes toman de punto de partida un dato concreto de la actualidad política jamás pierden abstracción simbólica.

Los retratos, sin duda el género clave de su producción, no refieren al individuo sino a personajes alegóricos: no importa la identidad del actor que posa, pues ellos encarnan vivencias o sentimientos colectivos

Facundo de Zuviría b. 1954, Buenos Aires
Facundo de Zuviría es esencialmente un voyeur, un transeúnte que deambula atento por entre las calles de Buenos Aires, hasta las costas del Río Paraná. Facundo es un meticuloso
purista de la fotografía directa que rechaza la manipulación de la imagen y busca la trama urbana, la geometría, las formas y la abstracción que la ciudad generosamente ofrece.
La mirada que posa Facundo de Zuviría logra reproducir, al mismo tiempo, dos cosas difíciles de conciliar en la imagen de la ciudad: ser representativas y desestabilizadores, condensar
los aspectos esenciales y, en la misma imagen, descubrir sus facetas menos previsibles y menos asentadas por el lugar común de la cultura urbana. Una combinación muy particular
entre vanguardia y clasicismo.

En sus trabajos, la franqueza y la frontalidad son dos aspectos esenciales que forman la imagen final, produciendo y reproduciendo dignidad y elegancia en los objetos que retrata, capturando la simetría que se apropia con sobriedad y distanciamiento formal del grado cero de la fotografía, socavando el significado de la urbanidad toda.

Fuente: ROLF ART

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s